Bolonia va en serio: Las empresas empiezan a elegir a la carta

|

El 23 de diciembre se hacían público dos noticias que comienzan a hacer realidad los peores temores que muchos teníamos para con respecto a las intenciones del Plan Bolonia. Por un lado, según recogía Europa Press: la Carlos III junto a la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad de Sevilla han firmado los Acuerdos Marco y Específico de colaboración Empresa-Universidad en un acto celebrado en el Ministerio de Ciencia e Innovación en presencia de Marius Rubiralta, el secretario de Estado de Universidades.

Por otro lado, se hacía público el primer convenio de colaboración entre empresas y Universidades públicas. Así, conocíamos que la Carlos III, la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad de Sevilla habían firmado con EADS, multinacional del sector aeroespacial, un convenio que, según recogía la página web del Foro Innovatec “pretende establecer las bases de colaboración entre EADS y las Universidades para la realización de actividades conjuntas de interés común. Entre ellas, fortalecer la colaboración tecnológica entre las universidades y EADS, la creación de programas de formación de postgrado orientados a las necesidades de EADS con la colaboración de expertos de la misma, así como la formación de profesionales de EADS en la universidad”.

¿Qué consecuencias tiene este convenio de colaboración?

A partir del año que viene, se podrá cursar en la Universidad Carlos III el nuevo Master en Integración de Sistemas en Aeronaves, además de crearse en esta Universidad un “Centro Mixto de Integración de Sistemas Aeroespaciales” entre la UC3M Y EADS, financiado de forma íntegra por EADS y para el cuál la UC3M colaborará aportando el personal docente, la infraestructura científica, técnica y administrativa así como el espacio físico donde se situará este centro.

En la Universidad de Sevilla, el convenio firmado recoge la creación de la nueva Cátedra EADS de Estudios Aeronáuticos en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla.

En la Universidad Politécnica de Madrid, se han anunciado también dos nuevos máster: el Master en Ensayos en Vuelo y el Máster de Materiales Compuestos que se impartirán en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid.

Dicho de otra forma: EADS tiene una necesidad y elige a la carta qué es lo que quiere, pagando los gastos que sean necesarios para formar todo un ejército de autómatas acríticos que en el futuro trabajen en su empresa. Es decir, subordinar los estudios universitarios a las necesidades de las empresas multinacionales que puedan costearse el pagar la creación de Masters y estudios de posgrados a la carta, así como centros de estudios. Pero, conozcamos un poco más a EADS, la primera empresa que ha echo público su interés en subordinar estudios universitarios a su gusto y necesidad.

¿Qué es EADS?

EADS (European Aeronautic Defense and Space Company EADS N.V.) es la corporación industrial europea más importante, dentro del segmento de negocio de la aviación y el espacio. Se formó el 10 de julio de 2000 unificando las compañías: Aérospatiale-Matra de Francia, Dorniera GmbH y DaimlerChrysler Aerospace AG (DASA) de Alemania y Construcciones Aeronáuticas SA (CASA) de España. La compañía desarrolla y comercializa aeronaves civiles y militares, así como misiles, cohetes espaciales y sistemas relacionados. EADS es la segunda compañía aeroespacial en tamaño (después de Boeing) y también es el segundo fabricante de armamento de Europa (después de BAE Systems).

Entre sus propietarios nos podemos encontrar a la Sociedad Estatal de Participación Industrial (SEPI) en representación del Estado Español, con un 5.49% de participación, así como al Estado Francés, a través de SOGEADE, con un 25% de las acciones de la empresa, además de Daimler, con un 22.5% de acciones, quienes son los que ostentan el control en la empresa al sumar un 52,99% de las acciones de la empresa.

Como toda buena multinacional, EADS tiene a sus espaldas bastante información comprometedora que, como buena multinacional, trata de esconder y acallar. Como información reconocida, según la wikipedia, EADS está acusada de: proveer armamento a países no miembros de la OTAN sin considerar las consecuencias políticas y económicas; utilizar sobornos para aumentar las ventas en Sudáfrica; y utilizar amenazas de guerras comerciales cuando pierden subastas públicas (República de Corea). A estas críticas se le añade la recomendación del Consejo Asesor por motivos Éticos del Fondo del Petróleo noruego, en 2005, de excluir esta empresa de las inversiones del Fondo del Petróleo argumentado que EADS elabora "componentes clave para la elaboración de bombas de racimo". Como resultado de dicha recomendación, desde el 2 de febrero de 2005, EADS y su filial EADS Finance BV están excluidas de la cartera de inversiones del Fondo de Pensiones del Gobierno Noruego.

Esto es el Plan Bolonia: estudios a la carta para empresas sin escrúpulos.

Como podemos observar, ni a las tres universidades públicas firmantes de los convenios de colaboración, ni al Ministerio de Ciencia e Innovación, con cuyo permiso implícito se ha contado, han puesto ninguna pega a EADS, pese a que sea el segundo fabricante europeo de armas más importante de Europa. Tampoco ha importado sus tácticas mafiosas empleadas ni su nulo compromiso ético.

Esto es Bolonia, queridas amigas y amigos, un nuevo modo de ver y entender la Universidad: nulo control de quienes a partir de ahora controlarán nuestra educación a golpe de talonario. Esto es el futuro y el progreso, y quienes osen ponerlo en duda sólo serán “jóvenes rebeldes que no saben por lo que luchan”, como bien ha señalado El Pais en diferentes artículos.

2 comentarios:

Kaneda dijo...

Estaba simpático en el Viejo Topo (coño, parece que me pagan por hacerles publicidad o algo así, pero es que está de puta madre la revista) publicaba Fernández Liria un artículo en un curso de verano de la universidad que no había visto la luz porque el patrocinador de los cursos (un banco) no le molaba lo que decía. Así que retrasaba y retrasaba la publicación de la ponencia, y finalmente le dijo que nanai. Eso es un buen ejemplo de lo que Bolonia ya es...y de lo que será.

Salud.

Rhasputyn dijo...

esto que dices es en el ultimo numero del viejo topo?